“Hay gato para rato”: la arenga de Macri ante el gabinete ampliado


El presidente aseguró que su gestión culmina “con la conciencia tranquila y las manos limpias”.

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que su gobierno “se va a casa con la conciencia tranquila y las manos limpias” tras conseguir “transformaciones trascendentes”, como “despertar a millones de argentinos y recuperar la esperanza de que sí se puede”, y aseguró que “hay gato para rato”, al ratificar que continuará con la actividad política.

Macri agregó que Juntos por el Cambio ejercerá una oposición “inteligente, constructiva y responsable”, al pronunciar un discurso de cierre de la última reunión de gabinete ampliado de su mandato en el Centro Cultural Kirchner (CCK).El primer mandatario reconoció que su administración ha tenido “aciertos y desaciertos” pero que logró impulsar “transformaciones muy importantes y trascendentes”, y que la “más importante” fue “haber despertado a millones de argentinos y recuperar la esperanza de que sí se puede”.

“Argentinos exigentes, argentinos que no regalan nada; que evalúan antes de poner su voto, pero como hubo muchos “se pudo”, dijeron que esto del cambio es posible. El primer “se pudo” es que se pudo gobernar con honestidad; todos nos vamos a casa con la conciencia tranquila y las manos limpias”, enfatizó.

Ante un auditorio colmado, Macri les agradeció “de corazón” a los ministros, secretarios, subsecretarios y directores presentes por haberse “sumado” con “talento y capacidad” a “este desafío que es cambiarle la vida de los argentinos y dejar atrás años de abandono”“. Hemos logrado algo sólido, constructivo, potente, con todos en la misma sintonía, con los mismos valores”, resaltó.

“Aún el “quinto pasajero” que llegó al final, que parece que hubiera estado toda la vida con nosotros”, dijo en referencia al senador peronista y ex candidato a vicepresidente Miguel Pichetto y haciendo una alusión a una película de ciencia ficción donde un tripulante se sumaba a otros cuatro durante una odisea espacial.

Tras un fuerte aplauso de los funcionarios para Pichetto, destacó que el legislador “nos ha abierto más el espacio de pensamiento” y excusó a los gobernadores radicales por no haber asistido. “Si hubieran estado hoy los gobernadores radicales, hubiéramos estado en la misma sintonía. El mal tiempo no les permitió llegar. Hubo una comunión muy importante de tres partidos (PRO, UCR y Coalición Cívica-ARI), tres historias distintas y cada uno hizo su aporte. No con el resultado que esperábamos, pero sí habiendo dejado un aporte para el futuro. Todos hicimos nuestra parte; cada uno de nosotros”, dijo.

Al hablar sobre sus votantes, sostuvo que “son millones de argentinos que no se van a resignar más y que tienen proyectos y sueños”. Agregó que la vocación de Juntos por el Cambio es “seguir siendo parte de eso” con “algunos más involucrados y otros menos, pero todos juntos trabajando y con un desafío nuevo por delante: el de ser una oposición constructiva que no pone palos en la rueda al gobierno que entra”.

“No nos olvidamos de lo que nos pusieron a nosotros. Cada decisión y cada comentario que hagamos, cada propuesta, tiene que ser inteligente, constructiva y responsable. Para nosotros lo primero son los argentinos; son ellos los que tienen que ganar”, agregó sobre el rol de su alianza, que a partir del 10 de diciembre será parte de la oposición al nuevo gobierno de Alberto Fernández.

Macri exhortó a los presentes y a quienes lo votaron a “transmitir con orgullo a sus familiares y amigos” los avances institucionales de los últimos cuatro años, porque “son de verdad, están ahí y forman parte de este gigantesco rompecabezas que es Argentina. “Y por más pequeñas que parezcan -dijo-, son una pieza más de una Argentina que se empieza a mover y que está lista para producir algo distinto. Por eso vimos lo que vimos en esa movilización tan importante del último mes. Porque algo se despertó en la Argentina y nada va a volver a ser igual que en el pasado”.

Para el final dejó la seguridad de que continuará haciendo política: “Desde el lugar que me toque voy a seguir y espero que con todos ustedes trabajando para lograr este país que nos merecemos. Y para todos aquellos que desde el 2003 me preguntan si me voy a retirar de la política quiero decirles que estoy acá y que no me voy a ir a ningún lugar”, aseveró. Y remató: “Quiero decirles de verdad que hay Mauricio para rato…o debería decir hay gato para rato”, aludiendo al mote que le pusieron sus detractores pero que recogió como propio.