Tiene 18 años y el cigarrillo electrónico dejó sus pulmones como los de un adulto de 70


“Si hubiera sabido lo que le estaba haciendo a mi cuerpo, nunca lo habría tocado”, admitió el chico que estuvo al borde de perder la vida.