Tenía orden de restricción pero la desfiguró a golpes “El llanto de mi bebé me salvó”


“El  vino a matarme, no le importa nada, temo por mi vida y la de mis hijos. La justicia y la policía simplemente me dijeron que me quede tranquila que cualquier cosa me van a avisar cuando le pedí que lo detengan”, el crudo relato de una víctima de violencia de género al que la restricción de acercamiento no le funcionó y terminó desfigurada a golpes.

El hecho ocurrió en Corrientes. Cinthia es una mujer con cuatro hijos, de lo cuales tres viven con ella  de 9 y 5 años y una bebé de un año y siete meses que  es hija de su ex pareja. “Las primeras denuncias sobre violencia de genero  datan de noviembre del año pasado  cuando por el tenor de las lesiones se dispuso una restricción perimetral para el sujeto identificado como Juan Toledo.

 

“Él siempre insistía con volver y al negarme me golpeaba, ayer con la celebración del día del Niño,  él sabía que mis otros dos hijos se fueron con su padre y yo estaba sola  con la bebe y por eso salto el portón  y empujo la puerta que no estaba trabada  e ingreso a mi casa  y al negarme a volver comenzó a pegarme”, dijo la mujer agredida.

 

“Me pegó en la cama, me intentó cortar el cuello con una navaja y al forcejear me cortó la nariz  y la oreja. Todo esto despertó a mi bebé y  fue eso lo que me salvó  pese a que siguió pegando”, relató la víctima y continúo describiendo la brutal agresión a la que fue sometida  “Con el llanto de mi hija cada vez mas fuerte lo empujé y fue a dar contra el televisor y cayó sobre la beba , pero no le importó nada y siguió pegándome  en el piso  e intento asfixiarme…casi me ahogo con la misma sangre  que salía de mi nariz”.

 

“Él vio que el televisor había caído sobre la bebé y eso lo asusto… se levantó y huyó  trancándome la puerta de afuera  cosa que me sirvió para que yo tranque también desde adentro y llamar a la policía  cosa que el oyó por lo que intentó entrar  pero no pudo… yo salí recién cuando  vino la policía.”, dijo.  “Con mi beba fuimos al hospital  y afortunadamente  mi beba solo tiene un poco hinchaditos los pies  por el  televisor que al caer le rozó, pero no puede dormir  por todo lo que pasó, yo reponiéndome de las muchas heridas y cortes que tengo en la nariz  y la oreja”, agregó.

 

La denuncia está hecha en la Comisaria de la Mujer y el Menor dese el 17 de Agosto,  donde  como otras denuncian anteriores le dijeron “que me quede tranquila que cualquier cosa me va a avisar y que iban a mandar todo al juzgado para emitir un pedido de detención”. Cinthia finamente afirmó “tengo miedo y no es solo por mi sino por mis hijos a este hombre no le importa nada…”

 

 

RadioDos.-