“El kilo de asado ronda entre los $250 y $280, y esperemos que no suba más”


Así lo denunció Alberto Willams, vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías. Señaló además que “venimos peleando con los productores para que primero abastezcan el consumo interno y luego, el resto lo exporten, y no podemos”.

Willams dijo que “el viernes la carne subió el 8%”. En el contexto de precios desmadrados y un Ejecutivo que no encuentra el timón, ejemplificó que “el kilo de asado ronda entre los $250 y $280, y esperemos que no suba más”.

En declaraciones a El Destape Radio, el empresario denunció que “hace años que venimos peleando con los productores para que primero abastezcan el consumo interno, y luego, el resto lo exporten, y no podemos”.

En ese sentido, Willams aseguró que “hoy los mejores cortes se exportan y al pueblo argentino le dejan los que más grasa y hueso tienen; es como cuando le das las sobras al perro”.