Serie de ficción chaqueña ganó el concurso federal de series web del INCAA


La realización local resultó ganadora del concurso federal de series web del INCAA y está próxima a su estreno en múltiple lugares y plataformas.

Su estreno está previsto para el próximo viernes 14 de junio en el Centro Cultural La Flota de Barranqueras, a partir de las 21 con entrada gratuita.

En tanto, desde el domingo 16 de junio se podrá ver la serie completa de manera gratuita en la plataforma nacional FansWorld (www.fwtv.tv), el primer canal de WebTV de Latinoamérica, con contenido pensado exclusivamente para internet.

Por otra parte, a partir de la primera semana de julio se hará difusión de la serie completa y de manera gratuita en DiarioNorte.com y en el canal de YouTube de la serie.

La serie Pez Gordo consta de doce capítulos, relata las peripecias de Abel, César y Dévora, quienes luego de encontrar gran cantidad de droga a las márgenes del río, ven una posibilidad de salir de sus problemas económicos. Pero acaban enredados en un mundo siniestro que desconocen y del que nada resulta cómo está planeado.

pez3.jpg
A orillas del Paraná, donde ocurren algunas de las escenas de la serie.

Los papeles protagónicos, fueron interpretados por Francisco Quintana, Horacio “Chirola” Fernández y Lorena Palavecino; pero además participan alrededor de 20 actores y actrices del NEA entre ellos Pedro Monzón, Alejandro Silva Fernández, Darío Pacce, Miriam Negra Domínguez, Gustavo Cañete, Mauro Santamaría, Walter Martínez, Nika Gassmann, Alberto Cabrera, Diego Roa, Silvana Villanueva, Samuel Bermúdez, Gastón Pelozo, David Gonczar, Néstor Roa, Walter Aguirre, Renzo Fernández, Alejandro Parmetler y Raqui Altamirano, entre otros.

“Algo para destacar es la participación de actores de nuestro medio, y la gran calidad de sus interpretaciones, gran parte de la serie se sostiene por diálogos muy intensos y bien logrados de los personajes, además de la representación de nuestra identidad litoraleña”, sostuvo el Productor Roly Ruiz.

“Tenemos planos y acciones bien logradas” remarca Yoni Czombos, co-guionista y director. “Fue un rodaje intenso, de 3 semanas y algunos días más, en la zona de Barranqueras y Puerto Vilelas, que es la zona ribereña más poblada del Chaco. Y los paisajes eran importantes para nosotros, queríamos retratar nuestro medio y que también jugara un papel narrativo en la serie”, agregó Czombos.

La historia transcurre sobre las márgenes del río Paraná y las pequeñas ciudades costeras, donde se disputan los personajes quién se queda con la mercadería, en medio de una ambiente al parecer apacible y detenido.

Cuenta con el apoyo del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) y el aporte del Instituto de Cultura del Chaco, la Municipalidad de Barranqueras y la Municipalidad de Puerto Vilelas.

La música original de la serie fue compuesta e interpretada por los músicos chaqueños Juan Mora, Patricio Hermosilla y Esteban Peón con la grabación, mezcla y masterización de José Rodríguez.

De la serie también participaron 20 técnicos, todos de la región del NEA, lo que también significo una fuerte apuesta en la profesionalización del sector. En tanto, Guillermo Rovira estuvo a cargo de Cámara y Dirección de Fotografía, el equipo de producción estuvo compuesto por Valeria Ojeda, Celeste Rossarolli y Ariana Aguirre, Continuidad a cargo de Esperanza Pividori, en cuanto que Romina Vlachoff realizó la Dirección de Arte de la serie. Sonido directo de David Chamorro, Ludmila Gonczar y Horacio Olmedo, Vestuario de Carla Grib y Maquillaje de Milena Gauchat. Asistente de Iluminación a cardo de José Muñoz Czombos y segunda cámara, Rafael Medina. En tanto de la asistencia en Arte estuvo Carolina Schaller y Damián Ruiz. La serie contó con la colaboración especial en producción de Carlos Kbal, en tanto el operador de Dron fue Héctor Palacios. Chofer en rodaje Omar González.

Sinopsis

Abel y César, uno remisero y el otro vendedor de bicicletas, aprovechan el fin de semana para ir de pesca. Sin querer enganchan un paquete que flotaba en el río Paraná, amarrados a unos camalotes, con 80kg de marihuana. Desesperados no saben qué hacer con el paquete. César insiste en deshacerse cuanto antes, pero Abel ve que es una oportunidad para resolver sus problemas económicos. Deciden entrar en un mundo peligroso y siniestro que desconocen para vender la “mercadería”.