Municipales refutan a Casalboni: “es un inútil para la función pública”


El secretario general del STM, Martín Toledo, emitió un extenso comunicado en respuesta a declaraciones que el intendente Sergio Casalboni efectuó recientemente en un medio local, continuando así una tensa relación entre el Ejecutivo y los agentes comunales que incluye acusaciones cruzadas de todo tipo.

“Este burdo acto, sólo confirma una vez más que el jefe comunal es un inepto, incompetente e inútil para la función que desempeña, su ignorancia y brutalidad de lo que manifiesta sobre los sueldos que perciben algunos empleados que se diferencian de los agentes que menos ganan, se produce por su básico, compensación jerárquica, bonificaciones por antigüedad, mayor dedicación y títulos, establecidos en los Regímenes Legales vigentes”, expresa el escrito.

“Queda claro que lo que pretende el intendente y no lo va a lograr, es que confronten los agentes municipales de menos antigüedad con aquellos de carrera; su expuesta bestialidad, para quien fue médico empleado de salud pública, no le permite conocer que las remuneraciones y los incrementos se establecen a través de un escalafón, Ley Provincial Nº 1276 y 2017 y otras normativas a la que ésta sujeto el Municipio de Quitilipi por aplicación del artículo 106º de la Ley Orgánica; que los sueldos e incrementos de jubilados y pensionados se establecen también a partir del escalafón aprobado por el Concejo local a propuesta del propio intendente de turno, artículo 60º de la Ley Nº 4233 y Ley 4044 que evidencia desconocer”, manifiesta.

“Su petulante y falta de consistencia expresiva llamándonos “mafiosos” no nos molesta señor intendente, si es por defender los derechos de los trabajadores lo aceptamos, como cuando intentó y no logró dejar sin trabajo a los últimos 135 agentes nombrados en el último semestre de la gestión anterior denunciándolos en la Defensoría del Pueblo expediente Nº 7472/15 y 7471/15; o cuando separó ilegal e ilegítimamente de sus cargos a agentes municipales con pruebas falsas, robando documentación e inventando sumarios administrativos. Si le molesta que reclamemos la indumentaria, el pago de la escolaridad, bonificaciones, subrogancia, fondos retenidos, persecuciones, acoso laboral y abusos, pues bien lo seguiremos haciendo”,  señala.

 

Trapitos al sol

En otra parte del comunicado que firma Toledo, pide explicaciones por varias supuestas irregularidades de la gestión de Casalboni. “Los $2.500.000 pagados irregularmente a la Cooperativa Las Palmeras; los semáforos de madera pagados a un proveedor fantasma de Córdoba; los 19 módulos para personas humildes que se pagaron y no se construyeron; los gastos pagados y no ejecutados en el Cementerio; la compra de 50.000 ladrillos sin destino; el dinero sustraído de la Fiesta Patronal del 13 de Junio; los $ 2.100.000 pagados durante 2016 a profesionales asesores; los $ 2.262.000 pagados a su gabinete con cargos inexistentes y fuera del Presupuesto; explique a la comunidad por qué su esposa, la contadora Adriana Inés Aselle cobró desde 2015 sueldos superiores a lo autorizado por el Concejo; la compra de juguetes para el día del niño con una factura trucha de una empresa de Resistencia que repara heladeras; por qué el dinero recaudado en la Terminal no coincide con lo depositado; por qué durante 2016 usted percibió viáticos por más de $ 80.000 y existen pagos de reparaciones a su automóvil particular por una suma superior a los $ 100.000”, detalla. “Usted es un funcionario destituido, sostenido por una medida cautelar; no merece de éste Sindicato respeto, ni por sus expresiones, ni por su actuar. Quitilipi votó un intendente por Cambiemos y como era de esperar traicionó la voluntad popular cambiándose de partido político luego de ser electo, dando la espalda a quienes lo acompañaron y lo eligieron. Usted mismo debería revocar su mandato si conserva aún la vergüenza”, concluye la nota del secretario general del gremio.