El Chaco comenzará a usar un software para resolver crímenes


El sistema, diseñado por argentinos, apunta a reducir los delitos que quedan impunes. Se basa en el análisis de ADN. El procurador general del Chaco Jorge Canteros y pares de 14 provincias, firmaron un acuerdo el Ministerio de Ciencia, permitiendo a este distrito enriquecer el trabajo reconocido en todo el país por parte del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif) que el año pasado obtuvo el Premio Nacional a la Calidad Judicial.

Con el Chaco y otras 14 provincias que se adhirieron al uso del Software GENis, ya son 18 las jurisdicciones del país que acceden a la herramienta informática que permite almacenar y comparar el ADN hallado en distintas escenas de crímenes.

El procurador Jorge Canteros, junto a sus pares de otras provincias, tras la firma del acuerdo en Buenos Aires. [DIARIO NORTE]

Los acuerdos fueron firmados por el presidente de la Fundación Sadosky y ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao y los procurados generales de las provincias involucradas.

A través del software que fue creado íntegramente en Argentina, se pretende reducir el elevado porcentaje de los delitos que quedan impunes. En más del 90% de las causas penales no se halla al perpetrador de un homicidio, o violación, entre otros casos.

“GENis sirve especialmente para casos en los que se encuentra ADN en la escena de un crimen pero no se dispone de un sospechoso contra quien cotejar ese ADN. El software almacena todos estos perfiles genéticos (cuyas identidades se desconoce) y los compara automáticamente con cada muestra que se levanta en una nueva escena” dijo, el procurador general Jorge Canteros sobre el “gran salto en materia forense, y como es de costumbre el Chaco siempre estando a la vanguardia de los acontecimientos, con un Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (Imcif) que es ejemplo en todo el país, creado con aportes genuinos del poder judicial del Chaco y que el año pasado obtuvo el oro en el Premio Nacional a la Calidad Judicial”.

De esta manera, explicó el jefe de los fiscales del Chaco, “cuando hay coincidencia con las muestras colectadas en la escena, se puede determinar si se está frente a un caso de reincidencia, con lo cual se une todas las investigaciones que se vienen llevando por separado y así facilita se logra una resolución”.

El ADN obtenido en la escena de un delito a partir de sangre, piel, semen, entre otras células humanas, queda almacenado de forma latente en la herramienta informática. Al estar ahora adheridas varias jurisdicciones del país, el sistema permitirá entonces comparar evidencias genéticas dejadas por un mismo individuo en diferentes provincias en las que hubiere delinquido.

Cómo nace el proyecto

El proyecto que surgió hace 3 años, es un desarrollo íntegramente argentino, coordinado desde  la Fundación Sadosky del Ministerio de Ciencia, con la participación de la Sociedad Argentina de Genética Forense, el Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina, y el Consejo Federal de Política Criminal. Además, también se involucraron  especialistas del CONICET, la Universidad de Buenos Aires, el Instituto Leloir, la firma Baufest y otros actores del sistema científico-tecnológico argentino.

Aparte del Chaco, se suman  Buenos Aires, Santa Fe, Corrientes, Formosa, Río Negro, San Juan, Chubut, Santa Cruz, Santiago del Estero, Misiones, Neuquén, Tucumán, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, ya están subscriptas al convenio con antelación, Salta, La Pampa, Mendoza y Entre Ríos.